Sofi:

Porque no la dejaron1